El mejor de todos… Adiós querido amigo.

 

image

Todavía recuerdo las largas charlas en la noche, cuando me contabas que habías leído un libro buenísimo…Ami El Niño de las estrellas. Y pasábamos horas y tu me explicabas y requete explicabas las múltiples posibilidades de que existiera algo así.  Y qué me dices de cuando íbamos a jugar vídeo juegos a esa casa con consolas de atari…caminábamos cuadras y cuadras entre las calles de la población , para llegar casi al límite de la población La Victoria, sólo para jugar y pagar por minutos de juegos. Yo era más “pegado” que tu con los juegos….Tu decías “vamos”…claro, ya no tenia sentido seguir ahí mirando…perdiendo el tiempo.  :). ….  Y partíamos a correr por los calurosos pasajes de la población hasta llegar a tu casita, con el parrón y las uvas colgando. Jugábamos con kalkitos, los mismos que hace poco me preguntaste si recordaba como se llamaban…ahora para tu hijita…

Y recuerdas cuando fuimos al Parque O’Higgins y caíste de cabeza en la laguna tratando de alcanzar una bolsa de peces? Te ayudé a salir y te fuiste todo mojado a mi casa, porque te quedabas con nosotros a jugar…

o cuando arreglando la bicicleta me apretaste los dedos….y te sentiste tan mal, querido amigo…y a pesar de mi rabia, me pedías disculpas con una humildad enorme, amigo querido.

Cómo no disculparte, recordarte y llevarte para siempre en mis recuerdos de niñez?

Cuando ya íbamos creciendo, tocamos guitarra tantas veces….tu, Silvio y Sol y Lluvia…yo, música en inglés. El tiempo pasaba y nos separamos, sólo para conversar ocasionalmente y abrazarnos a la distancia, querido Rodrigo.

Mi madre solía contarme acerca de tus logros y otros tantos me enteraba yo al conversar brevemente contigo. Ya sabes…la distancia, el tiempo, las obligaciones…las Esperanzas…la tuya y la mía. Era feliz sabiendo lo feliz que eras…te lo merecías.

Y de pronto….te dolió el corazón. Tu pena fue más fuerte…nos íbamos a juntar y conversar de la vida de nuevo. Tenía tantas cosas q contarte, tantas por preguntar…. Y No alcancé….decidiste darle un respiro eterno a tu triste y bello corazón.

Pero, sabes? Hoy, que decidiste partir, sólo quiero recordar tu cara llena de risa, sincera, limpia y honesta.  Como niño. Así te recuerdo siempre….y así siempre te recordaré amigo mío : humilde, sereno, alegre, de sonrisa pausada….noble e inteligente.  De ideas y bromas disparatadas.  Como El Mejor de Todos.

No quiero ni creo pueda recordarte de otra manera, querido amigo. Al final, sé que nos veremos…para volver a correr descalzos y rodar en bicicleta, por algún pasaje polvoriento, en alguna cálida tarde de verano detenida en el tiempo y espacio.

Hasta pronto, querido Rodrigo….te vamos a extrañar demasiado. Te voy a extrañar muchísimo.

image

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Diego Valenzuela dice:

    Pucha hermano, que pena. Fuerza compadrito. Tú sabes que la vida siempre llega a un fin, lo difícil es aceptarlo.

  2. ravenclaw dice:

    Si. El viaje siempre acaba en un punto…lo más triste es cuando acaba inesperadamente y con pena. Y cuando se lleva a los mejores.
    Un abrazo, hermano. Gracias por estar siempre aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s