Recemos por Emita, recemos por los niños del mundo

el

“Recemos por Emita” dice el titular de La Cuarta, haciéndose eco como toda la prensa de hoy del terrible accidente que sufrió la hija del Ministro de Gobierno Andrés Velasco y la conductora de Televisión Nacional, Consuelo Saavedra. Es horrible cuando niños tan pequeños sufren accidentes: la fibra de padre, cala hondo y no se puede sino sentir empatía con el dolor ajeno. Hoy, tal vez, mucha gente en Chile, reza por Emita, la pequeña angelito que se encuentra hospitalizada en pro de una satisfactoria y pronta mejoría. Mucha gente reza, como rezamos todos cuando al querido conductor de La Belleza del Pensar, le tocó el dolor más terrible que debe padecer todo padre: la pérdida de un hijo. Todos rezamos. Me incluyo. Rezamos entonces como rezamos ahora.

Miro a mis hijos crecer sanos gracias a Dios y pienso que la vida es frágil, inesperada y a veces cruel. Rezo siempre para que Dios los proteja y nos mantenga unidos sin mayores contratiempos.Y en esta cruzada de oración por la pequeña Ema, se unen los medios al unísono y es noticia.

Recemos. Hacerse parte del dolor ajeno. Hacerse parte y sostén de quien sufre y pasa mal momento. Mantener la Fé en alto, unidos por los seres queridos de alguien a quién vemos en TV periódicamente.

Yo digo: Recemos por Emita…y también por Juanito, el hijo de la señora Rosa, que trabaja empleada puertas afuera dejando a su hijo todas las mañanas en el colegio E-356 de Lo Espejo en jornada completa. Recemos por él para que cuando vuelva a casa solo, no le pase nada y pueda ver todas las noches a su madre cuando esta llega del colegio. Recemos para que Dios, lo bendiga y pueda salir adelante con su madre y hermanos.

Recemos por Rodrigo de 4 años: el hijo de Jaime, el verdulero, que acaba de perder a su mamá por Cáncer. Recemos para que su madre esté en el cielo; para que su padre, sus hermanos y él puedan sobrellevar el dolor de perder a su madre… tan pronto que se fué podrá decir Rodrigo, que a sus 4 años, ya extraña el beso de buenas nochas que le daba su mamita.

Recemos por Carolita, de 7 años, que debe salir a trabajar todas las mañanas con su mamá a la feria, porque debe ayudarla sacrificando sus estudios y su niñez.

Recemos por las niñas de Alto Hospicio, las que murieron a manos de un estúpido asesino. Recemos por sus familias, para que el recuerdo de sus risas, sean el alivio que falta cuando miran el espacio vacío en la mesa.

Recemos por Jorge, Guille, Andreita y Claudia, los 4 hermanos de Javierita, la 3ra de 5 hermanos que cayó a una piscina y quedó parapléjica. Recemos para que les de fuerza y valor para seguir siendo la alegría de su hermanita.

Recemos por todos, señores de los medios de comunicación. La oración es con fuerza y soberana Fé para todos los niños del mundo. Para los hijos de quienes más tienen y para los niños de los desposeídos. La oración no se ofrece ni se otorga con distingo. La oración es una plegaria de Fé y buena voluntad… un acto de amor, para aliviar espiritualmente a todos los que son destinatarios.

Recemos por Emita, y recemos porque se recupere satisfactoriamente. Recemos con el corazón y con Fé.

Pero recemos por sobre todo, por aquellos que no tienen pantalla y medios para mostrarnos lo necesaria que se hace nuestra oración en sus vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s