La formula del Exito

Que linda palabra no? Exito.

Y qué es el Exito? Muchas veces, me he encontrado conversando con mucha gente hablando y deliverando acerca de lo relativo de esa palabra. ¿Quién es Exitoso y a los ojos de quién?

A veces con Alex, discutíamos la importancia de ser felices en la vida. Y salía indudablemente el sino de “ser exitoso”.

En nuestra sociedad nos debatimos entre ser siempre parte de una competencia brutal por “ser exitosos”. La sociedad te impulsa a tratar siempre de serlo: tener un buen trabajo (ojalá uno respetable ante “la vista de todos”), un buen sueldo, ser considerado ante los pares, haber estado en una universidad, proseguir estudios, MBA’s y similares, etc. Todo ante los ojos de la sociedad.

Y vamos estereotipando a nuestros hijos con esa concepción implantada como chip en nuestro subconsciente. Los obligamos a insertarse en un sistema donde ellos, deben “luchar” por su lugar frente a otros niños que buscan con mayor o menor “éxito” el mismo fin. Hoy más que nunca vemos padres corriendo, sin tiempo, enviando a sus hijos a jornadas maratónicas en frías mañanas hasta cuando los retiran o los vuelven a ver luego de 11 horas fuera….para llegar cansados, estresados de tanto “éxito” y cuando llega el momento de interactuar con los pequeños, el discurso es “dejen al papá o la mamá que vienen cansados”. Y los niños? No estarán también hartos y cansados de “tanto éxito”?

Particularmente prefiero mi fórmula del éxito. Ser Feliz. 

Y bueno, entonces, ….qué es ser feliz? Al menos al responder esta pregunta en conciencia me doy cuenta que es bastante más opcional que la de ser exitoso. Al menos puedo escoger responder que ser feliz es ….desde hacer lo que yo quiero hasta compartir mis horas, días , penas y alegrías , con quienes yo decido. 

Y si. Yo quiero para mis hijos la felicidad y no el éxito. No quiero seguir la marea y la corriente de manera establecida por la sociedad. Quiero que ellos puedan escoger ser felices o “exitosos”. Quiero que decidan libremente ser felices haciendo lo que más les gusta o bien, insertarse en la marea y luchar por su cupo. Pero aún así, les heredaré MI fórmula del éxito: poder escoger. Y libremente. No estereotipados.

Yo al menos tuve, terminada mi Universidad, la elección de mi vida: seguir como iba,  o dedicarme a ser feliz. Escogí lo último. A lo mejor me he bancado tristezas y desengaños horribles….pero como estaba tan concentrado tratando de ser feliz, no me di cuenta o poco me duró no serlo. Y poco me duró el “éxito” que me dieron el dinero, el reconocimiento y los puestos notorios. Y por qué? Porque decidí tirarlos por la ventana….dejarlos ir. Abandonar todo y dedicarme a ser un aporte, cuando yo decidiera serlo. Ser lo que siempre he querido ser: feliz.

 Y si me apuran un poco, ya lo soy. Dejando de lado materialismos y estereotipos (que Dios sabe porqué nunca me falta nada).

Y si me apuran un poco más, creo que soy tremendamente exitoso: pues, soy feliz.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Patricio dice:

    Hola
    Mi situación es algo dura en cuanto a felicidad y exito. Mis padres siempre me alegan del porque yo quiero irme, que me dedique a vivir con ellos, que saque mi Ingenieria y que me quede en esta chica ciudad para ser exitoso. Respuesta facil? No soy feliz aqui ¿Que pierda BUENA pega en el sur y ganar una tonelada de plata? y a cambio… ¿estar mas de 10 futuros años encerrados en una casa en donde solo hay problemas y me mandan a callar a la primera solucción? Prefiero irme lejos, al norte, mi condiciones de vivir feliz? Facil, vivir solo y en armonia, sentarme un dia en el sillón de mi Dept. a leer un libro calmadamente, trabajar con un sueldo que sea para mantenerme. No con cierta clase de gente al lado mio diciendo lo que debo hacer o que las decisiones que tomo son las incorrectas, y que si no las obedezco, soy un “weon”

    No tengo mucho que decir, aqui en el sur tendré exito, pero prefiero botarlo, no aceptar el trato, ya me he vuelto demasiado “estereotipado” y ya tengo problemas mentales (y asi me dicen “tienes que acostumbrarte nomas, si quieres tener buena imagen aqui”, no gracias)

    Solo eso, prefiero ser feliz: Llendome muy pronto, aunque me digan “no sobreviviras” “te moriras de hambre” “nosotros te garantizamos buena atención” y cualquier otra oferta chantajista que te lleve a “vender tus planes a futuro” a cambio de vivir en amarguras.

    Tengo 24 años y ya decido que felicidad buscar.
    (y aparte, sacar mi ingenieria alla, aca ya ni puedo estudiar tranquilo, respuesta en este lugar? “Acostumbrate” )

  2. endersgame dice:

    Que bien dicho, cumpa…
    Me alegro que la raya para la suma de lo que llevas vivido, tengas un tremendo “saldo” a favor, porque hoy en día no muchos pueden decir que se ven a si mismos felices, muchas veces llevados por ese afán individual de “competir” (con quien??), de tener y poseer, etc. Creo en alguna medida que es bueno crearse metas y objetivos, pero cuando eso te absorve y olvidas que antes de eso está lo que nos rodea como seres humanos, la cosa es peligrosa. Hoy en día no sabemos distinguir el extremo en el cual estamos cayendo…es tiempo de despertar!!

  3. ravenclaw dice:

    Y bueno amigos, muchos de ustedes me han dado un tremendo aporte a la hora de decidir tirar esa raya para la suma.

    Y se agradece.

    Ahora voy por el premio mayor😉

  4. barq dice:

    Ser feliz…
    Al igual que tú, creo que mi éxito es ser feliz.
    No solo creo que la sociedad exige que seamos superiores, si no que también hoy en día es difícil detenerse y mirar que hemos construido.
    Muchos solo viven… empujados con consumismo y materialismo, el correr diario agota y no da tiempo para pensar si quiera si somos o no felices. Hay muchos que ni siquiera tiene una meta clara en la vida, solo viven, corren y viven.
    Logre no caer cuando decidí ser madre, cuando me di cuenta de que yo no era una, si no dos. Tuve el valor de renunciar al trabajo y dedicarme a lo que más me gusta… ser madre.

    Hoy, cuando miro a mi esposo, sabemos que lo hicimos bien y que nuestra felicidad se basa en el amor, todo el amor que los niños nos entregan, el amor que como pareja cuidamos y reforzamos con este amor somos capaces de entregarnos a los otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s