El gato y yo: reprise..

Minutos. Horas. Quizá cuanto tiempo estaría parado ahi.

Yo sólo quería ir a mi casa y terminar pronto la pesadilla, aún cuando algo me decía que ese sería uno de los días más largos de mi vida. Por fin, la fila avanzó. Los que estaban delante mío especulaban sobre las maneras de cómo sacarse el Servicio Militar: -“yo he escuchado que cuando un milico viene y pregunta quién quiere irse, no hay que levantar la mano, porque son los primeros en hechar arriba del bus”- , mientras otro tipo miraba con cara de convencido. Otro decía -“hay que hacerse el ciego…o algo asi” –

Era Famae, y si bien me quedaba cerca de la casa, daba lo mismo, porque llevaba de pié 5 horas. Los milicos no nos dejaban sentarnos para nada. Debimos soportar el sol de los primeros días de Marzo además de las bromas : -“adentro van a ver lo que es weno”- gritaba un negro chico que parecía pokemon con uniforme…. -“van a hacerse hombres”- decía otro con cara de Rambo. A mi me tocó junto a personajes de las poblaciones más peludas de Peñalolén, y la verdad que las caras hacían honor a la fama que traían. -“siiii poooh…..y lo tajié no máh…si taba dando puro jugo el chuchesumare…”

En eso llega un oficial Gordo como morsa. Se planta frente al grupo en el que estábamos y nos permite sentarnos en el suelo. Los 200 tipos que estábamos ahi, ni lo pensamos dos veces: las plantas de los pies latían de dolor y cansancio. Cuando estuvimos todos sentados, el Milico nos espetó -“Estamos con sobrepoblación. Necesitamos que se vayan pelados de acá…así que voy a preguntar: quién quiere irse para la casa!??!” – Todos nos miramos con estupefacción. Yo recordé las palabras del tipo que había advertido sobre esta pregunta. Yo creo que muchos más pensaron lo mismo porque nadie levantó la mano en ese instante. El milico nos miró con rabia y volvió a preguntar con más fuerza -“Ya poh’ weones. Son mongólicos o se hacen??. Pregunté clarito pajarracos: quién quiere irse ahora pa’la casa!??!”- Nos miramos nuevamente como cuyes asustados…y en eso estábamos cuando alguien levantó la manó y otros 6 tipos hicieron lo mismo. El gordo capitán, se acercó y les gritó -“de pié los wueones….agarren sus weas, vayan a esa oficina y se van para la casa. Se salvaron…quedan eximidos”- Todos miramos embrutecidos y con rabia al que había pregonado la ahora estúpida teoría de “la mano arriba”. En fin. Para mi no era más que una anécdota ya que pronto me iría de ahi, gracias a mi matrícula universitaria y todo este mal rato no sería mas que un mal recuerdo…porque además nada es para siempre y si ….

-“LAAAAAAGOOOOOOSSS!!”- gritó otro oficial con cara de perro. Era mi oportunidad….eran las 3 de la tarde y me tocaba ir con la asistente social. Era mi oportunidad también de mostrar mi Matrícula de la Universidad y eximirme del Servicio Militar…después de todo era consabido que los Universitarios eran eximidos del Servicio completo. Esa era mi esperanza.

Pasé y hablé con la VIsitadora. Mientras ella se paró a buscar algunos papeles, miré las fichas de los eximidos y si….habían muchos universitarios….algunos con curso verspertino y algotros como yo….prestos a entrar a clases. Me sentí aliviado y me relajé. Pensé en muchas cosas y en eso la visitadora me pregunta -“Ud. va a hacer el servicio militar ¿Tiene algún inconveniente?”- Yo le extendí mi matrícula Universitaria y ella me la miró un rato. Me miraba con cara de pocos amigos y por fin tomó un Timbre de Goma y estampó en mi hoja de vida, un gran “EXIMIDO”. Acto seguido me dijo -“salga por la puerta y vaya a la comandancia a entregar sus papeles. En Abril, hará curso de Civil. Que le vaya bien.”-

La puerta se cerró y yo salí con aires triunfantes. Ya no tendría que ver a los tipos del patio ni a los macacos con alma de Rambo. Tenía muchas cosas que contar a mis seres queridos. En eso estaba cuando un Oficial que parecía una morsa, se me acercó y me prguntó -“Ud tiene cara de soldado del glorioso y nunca vencido ejército de Chile….quedó ya enlistado??”- Yo me sonrei y le contesté -“Nooo.. me eximí. Soy estudiante universitario”- Me miró con cara de pregunta – “Y de qué Universidad eres?”- dijo frunciendo el ceño. – “De la Universidad de Santiago…es decir, yo este año voy a entrar”- Mientras iba diciendo esto, la arruga que tenía en la frente, que parecía que estaba así eterna por siempre andar enojado, se iba poniendo cada vez más gorda… -“ALLA HAY PUROS COMUNISTAS DE MIERDA!!….dame esos papeles”- me ladró, al momento que me arrancaba los papeles de “eximido” de las manos. -“YO LE VOY A ENSEÑAR LO QUE DEBE HACER UN HOMBRE DE BIEN”- …. – “Pero señor, yo estoy eximido ….soy estudiante”- le dije casí con incredulidad.

SI había algo que no debía estar pasando, eso era ESTO y ME ESTABA PASANDO A MI. El Oficial barrigón entró a la comandancia y a los pocos minutos salió con cara de triunfo : -“YA! Ahora es parte del Glorioso y nunca vencido…blablaa”- Era como caer en un pozo sin salida……sólo atiné a estirar la mano para recibir un papel de enlistamiento mientras el gordo decía -“su carnet de identidad queda retenido, así com también su matrícula universitaria….yo me encargaré de todo”- . Habían como 29° ese día de Marzo y yo tenía mis manos, pies helados. Salí caminando por el largo pasillo y el gordo me gritó -“nos vemos en el Fuerte”-

Al cruzar la puerta de salida del edificio militar, miré hacia el poniente y pregunté la hora a una señora que vendía bebidas ahí. -“son las 6 y media m’hjito”- mientras acariciaba a un gato flaco que tenía en sus rodillas. Me preguntó -“porqué esa cara m’jito?”- con la vista perdida le respondí -“nada…es que acabo de perder mi libertad y probablemente el año”- —la señora se rió mostrando los pocos dientes que le quedaban -“Mi hijo también estaba haciendo el servicio. Era un haragán y sólo me daba problemas. Ahora se hizo todo un hombre….a ud le hará bien m’hjito….su madre, su polola, estarán felices y orgullosas”- La miré con incredulidad y algo de rabia quizás…

Empezé el regreso a mi casa, tratando de hacerlo lo más largo posible. Mientras caminaba, escuchaba cada vez más lejos, la voz de la señora llamando a su gato.

Marzo. 1993.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s